II Nerpio Juglans Trail

Hoy os traigo una crónica interesante, la II Nerpio Juglans Trail organizada por Desafíos Trail Sierra del Segura. Mi punto de vista, mi estrategia, y unas cuantas fotos desde dentro. ¡Que la disfrutéis!

La prueba: desnivel y técnica

Si tuviera que definir esta prueba, esas serían las dos palabras clave. Ha sido una prueba muy, muy técnica, con salida a 1080 metros y ascenso increíble al pico del águila a 1800 metros en apenas 10 km. El kilómetro clave fue del 9 al 10, con 384+ acumulados, así como del 10 al 11, con una bajada de locos campo a través, saltando de piedra en piedra y con zonas de bastante riesgo.

Perfil de la carrera, con el rompepiernas central…

Nerpio es un pueblecito de Albacete, en Castilla La Mancha, dentro de la Sierra del Segura. Puede engañar, pero en su interior cuenta con sitios preciosos para correr. Creo que cada vez que hable de una carrera lo haré bien, porque me encanta la montaña, pero ahora veréis algunas imágenes. Vamos a ello.

La carrera desde dentro

Antes de empezar ya sabía la estrategia que llevaría: salir muuuuuy tranquilo, a R3, e ir aumentando progresivamente la intensidad hasta el pico del águila hasta un R4 alto, donde intentaría empezar la bajada a este ritmo y llegar a meta subiendo la intensidad poco a poco hasta R5, con las pulsaciones por las nubes.

Esta estrategia es interesante, y psicológicamente muy recomendable debido a la gran cantidad de cadáveres que vas recogiendo por el camino y el efecto calentamiento de ir subiendo el ritmo poco a poco.

La salida desde la Plaza Mayor de Nerpio

Primeros kilómetros empezando por pistas muy sencillas… ¡y sin tapones!

Tras estos primeros kilómetros las pruebas de Trail y Sprint se separan, y la modalidad reina toma su camino en dirección al pico del águila, pasando antes por otro primer pico que ya asusta, pero apenas fatiga las piernas.

Las primeras subiditas con la primera clasificada femenina.

Seguimos apretando el ritmo, de menos a más, y tras la primera subida llega una bajada “a fuego” donde adelante a unas 10 personas a base de cargar un poquito las piernas, pero la pista lo permite y la piedra no es muy abundante, así que… Yiiihaaa! 😀

Llegamos a la increíble subida, con tramos donde más que corredores parece que somos alpinistas. Pues nada, a trepar y poner las piernas al rojo vivo hasta arriba, ¡qué remedio!

Primera parte, y todavía vemos caras de felicidad jaja.

La fila de hormiguitas: en la subida las distancias se reducen.

Esta cara ya me cuadra más, va pegándose la subida…

Formamos un grupito de 4 a la llegada, sufrir en compañía se hace más llevadero…

Y por fin llegamos arriba, donde un par de miembros de la Guardia Civil no esperan para darnos un pequeño avituallamiento de cima. Después del vasito de agua, toca darle caña y ver si guardar desde el principio ha servido de algo. Efectivamente, empiezo a pasar a gente en la bajada campo a través, un poquito en “modo kamikaze”, pero disfrutando.

En las imágenes no suele apreciarse, pero el terreno tenia telita.

Y a partir de aquí, unos 12 km hasta meta muy correderos, donde hubo pistas que me permitieron hacer parciales a 3:47min/km o por ahí. Eso si, las pulsaciones por las nubes, la fatiga se nota mucho y las zapatillas me molestan en la planta del pie izquierdo.

Pisteo sano para bajar la media jaja.

Pasando por un grupo de nogueras preciosas.

Como detalle interesante os diré que el nombre técnico de las nogueras es “Juglans Regia”, imagino que de ahí viene el nombre de la carrera, “Juglans Trail”, muy oportuno.

Un servidor haciendo un poquito el canelo (¡gracias corredor anónimo!)

¡Y poco más que añadir! Llegada a meta muy sencilla y posterior vuelta a la calma con estiramientos, isotónica y un buen entrecot con patatas. Lo básico. Mi enhorabuena a la organización, como siempre, y haciendo mención especial a Carlos Muñoz, ¡gracias por portarte tan bien, crack!

Con Carlos en la meta 😀

Y sin olvidarme, por supuesto, de Natalia, que la cabrona ha quedado primera senior, ¡está muy fuerte! En dos días tendrá que ser ella quien escriba el blog jaja.

Natalia en lo alto del cajón, ¡enhorabuena!

Lo dicho, gracias por leer mi crónica, espero que nos veamos por la montaña muy pronto 😉

Y recuerda lo importante:

¡Corre más, corre mejor!

¡Hasta la siguiente!